top of page

Reputación de marca: la creatividad como eje rector

En esta entrada te explicamos por qué la hoy día para construir reputación de marca es necesaria poner la creatividad como eje rector.


hombre sosteniendo una bombilla
Las estrategias de comunicación exitosas se construyen sobre la base de ideas frescas y creativas.

En el convencional mundo de la comunicación, la creatividad solía ocupar un lugar secundario en las estrategias de relación y posicionamiento. Históricamente, se consideraba que este elemento distintivo pertenecía casi exclusivamente al dominio de la publicidad. No obstante, nos encontramos en medio de un cambio significativo, donde la creatividad no solo se erige como un diferenciador, sino que se convierte en un componente esencial en la evolución de las estrategias comunicativas.

 

Antes, la creatividad se limitaba a campañas publicitarias puntuales, relegándola a un papel de mero adorno. Sin embargo, en el panorama actual, la creatividad se ha emancipado y se presenta como un motor clave en la construcción de relaciones sólidas y en el posicionamiento efectivo de una marca o entidad. Su influencia se extiende más allá de la publicidad, permeando todas las facetas de la comunicación.


Este cambio de perspectiva se debe a la creciente competencia y la saturación informativa. En un entorno donde la atención del público es un recurso escaso, la creatividad se erige como la herramienta que capta y retiene la atención de manera impactante. Ya no se trata solo de destacar en un anuncio, sino de tejer narrativas creativas que conecten con la audiencia a un nivel más profundo, generando una experiencia memorable.

 

Además, la creatividad se revela como un impulsor de la innovación en la comunicación. La capacidad de pensar fuera de lo convencional permite abordar los desafíos de manera única, rompiendo esquemas preestablecidos y destacando en un paisaje mediático saturado. La comunicación creativa no solo informa, sino que emociona, inspira y provoca una respuesta activa por parte del receptor.

 

En este nuevo panorama, las estrategias de comunicación exitosas se construyen sobre la base de ideas frescas y creativas que se adaptan a la rapidez de los cambios en la sociedad y la tecnología. La creatividad se convierte así en el hilo conductor que une la tradición con la modernidad, creando una conexión genuina y sostenible con la audiencia.

 

Steve Jobs tenía una gran frase para definir la creatividad, que encaja perfectamente con el trabajo de comunicación y relaciones públicas; él veía la creatividad simplemente como la conexión estratégica de las cosas. Según Jobs, cuando preguntaba a las personas creativas cómo hacían algo, se sentían un poco culpables porque en realidad no "hacían nada", simplemente veían algo que, después de algún tiempo, les parecía obvio. Esto se debía a que eran capaces de conectar experiencias pasadas y sintetizarlas en cosas nuevas.

 

 La aplicación de la creatividad en el ámbito de la consultoría de comunicaciones estratégicas se traduce en logros significativos y transformadores. Más allá de ser simplemente un componente estético, la creatividad se convierte en un catalizador esencial para el éxito empresarial y la construcción de una reputación sólida. Al integrar la creatividad de manera estratégica, las empresas no solo logran destacar, sino que también moldean la percepción de sus audiencias, mejoran su imagen y encuentran soluciones innovadoras para desafíos críticos o complejos.

 

La creatividad en la consultoría no se limita a la mera estética; es una herramienta dinámica que facilita la conexión con las audiencias de manera auténtica. Al comprender a fondo las necesidades y expectativas de los distintos públicos, la creatividad se convierte en el puente que une a las empresas con las personas adecuadas, generando una conexión genuina y duradera.

 

En el terreno de la resolución de problemas, la creatividad aplicada permite abordar situaciones críticas o aparentemente insuperables. La capacidad de pensar de manera innovadora y conectar ideas aparentemente no relacionadas se convierte en un activo invaluable. Además, la creatividad se manifiesta en la creación de soluciones personalizadas, eventos impactantes y narrativas que cautivan la atención del público, incluso en circunstancias donde el desafío podría parecer abrumador.

 

En conclusión, la creatividad ha dejado de ser un mero complemento para convertirse en el cimiento sobre el cual se construyen las estrategias de comunicación efectivas en el mundo contemporáneo. Su papel trasciende las fronteras de la publicidad, permeando cada aspecto de la interacción comunicativa y contribuyendo de manera fundamental al éxito y la relevancia en este nuevo paradigma comunicativo.

Comments


bottom of page