top of page

Marketing de Reputación, la piedra angular de tu estrategia.

El marketing de reputación es una estrategia crucial en el mundo digital actual. Se trata de gestionar y controlar la percepción que tienen los clientes y el público en general sobre una marca, una empresa o una persona en línea. En esta entrada te explicamos por qué el marketing de reputación debe ser la piedra angular de tu estrategia de comunicación.


hombre tocando una pantalla táctil
Una mala gestión de reputación, sobre todo en el plano online, puede fácilmente marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Con solo detenernos a analizar nuestra propia conducta de consumo, desde lo más básico como pedir comida en una app de Delivery hasta escenarios más complejos como buscar proveedores para un proyecto de trabajo, no podemos poner en duda alguna que la percepción que proyecte una marca, empresa o persona condiciona directamente cualquier decisión posterior a la generada por esa primera impresión.


Esa percepción parte de un constructo comunicacional propio de la marca, empresa o persona y se completa o, en su defecto, se complementa con lo que terceros: clientes, influencers digitales, líderes de opinión tradicionales (como un periódico), socios, stakeholders, entre otros puedan decir sobre ellos.


Ahora veamos tres estadísticas claves para entender la dimensión de construir y mantener un marketing de reputación consciente en el tiempo:

  • 8 de cada 10 clientes confían en las opiniones en línea tanto como en las recomendaciones personales.

  • 9 de cada 10 personas evitarían hacer negocios con una empresa que tiene una mala reputación.

  • 8 de cada 10 ejecutivos cree que la reputación es fundamental para el éxito de su empresa.

Entonces es cierto afirmar que una mala gestión de reputación, sobre todo en el plano online, puede fácilmente marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso por ser un factor determinante en las decisiones de compra de clientes potenciales, en la atracción de talento y/o en la generación de sinergias comerciales.


No obstante, y mas allá de la conclusión acelerada correspondiente al párrafo anterior, elevemos el análisis para ahora concentrarnos en los 4 beneficios principales de marketing de reputación.


En primer lugar, una buena reputación fortalece la confianza del público en la marca. Los consumidores tienden a comprar productos o servicios de empresas en las que confían, y una sólida reputación construye esa confianza. Además, una reputación positiva puede ayudar a una empresa a diferenciarse de la competencia, lo que es especialmente importante en mercados saturados.


En segundo lugar, el marketing de reputación contribuye a la gestión de crisis de manera efectiva. Cuando surgen problemas o controversias, una empresa con una buena reputación previa tiene más posibilidades de recibir el beneficio de la duda por parte del público y de los medios de comunicación. La capacidad de manejar crisis y conflictos de manera adecuada es esencial para proteger la imagen de la empresa.


En tercer lugar, una sólida reputación puede atraer talento y colaboradores de calidad. Las empresas con buenas reputaciones suelen ser percibidas como lugares de trabajo deseables, lo que facilita la atracción de talento y la construcción de equipos sólidos.


Por último, el marketing de reputación también tiene un impacto positivo en la rentabilidad. Una marca bien valorada puede cobrar precios más altos por sus productos o servicios, lo que puede conducir a un aumento en los ingresos y márgenes de beneficio. En resumen, el marketing de reputación es la base sobre la cual se construye la credibilidad, la confianza y el éxito a largo plazo de una empresa en un mundo digital altamente competitivo y conectado.


Estrategias de Marketing de Reputación.


A continuación introducimos algunas estrategias aplicables a la construcción de reputación corporativa y a la construcción de reputación ejecutiva.


Construcción de Reputación Corporativa:

  1. Definición de valores y principios: Establece los valores fundamentales de tu empresa y asegúrate de que todos en la organización los comprendan y los sigan.

  2. Comunicación transparente: Promueve una comunicación abierta y transparente con tus empleados, clientes y otros stakeholders. La honestidad es esencial para construir confianza.

  3. Responsabilidad social empresarial (RSE): Participa en actividades de RSE que reflejen positivamente en tu empresa y contribuyan a la comunidad.


Construcción de Reputación Ejecutiva:

  1. Capacitación y formación de voceros: Proporciona capacitación a tus voceros para que puedan representar a la empresa de manera coherente y efectiva.

  2. Promoción de liderazgo de pensamiento: Fomenta que tus directivos se conviertan en líderes de pensamiento en su campo, lo que aumentará su credibilidad y la de la empresa.

  3. Gestión de redes sociales: Utiliza plataformas de redes sociales para que los directivos y voceros compartan contenido relevante y se conecten con la audiencia.


Si te preocupa cómo estás gestionando tu reputación o la de tu empresa o si todavía no habías pensado en ello y necesitas ayuda, ReputationLab es la opción correcta. Contacta con uno de nuestros asesores para que te explique cómo podemos ayudarte.

Comments


bottom of page