top of page

¿Por qué los directivos deben cuidar su reputación online?

Internet siempre está mirando, y nunca olvida, los días en que los directores ejecutivos y sus equipos de liderazgo podían mantener un perfil bajo quedaron atrás. En este artículo, exploramos por qué los directivos deben cuidar de cerca su reputación online y extraemos valiosas lecciones de aquellos que, desafortunadamente, no lo hicieron. Para profundizar en este tema, recurrimos a la visión de Gonzalo Serangelo, Founder de ReputationLab, una agencia de reputación online reconocida por su experiencia en este campo.


mujer preocupada frente a notebook
La forma en que estos líderes son percibidos puede tener un impacto significativo en la reputación de toda la organización.

¿Por qué todos los directores ejecutivos deberían invertir y proteger su marca personal en línea? porque es un respaldo y blindaje para la reputación de la marca.


La gama de información sobre los directores ejecutivos en línea es amplia y probablemente será una mezcla de información profesional y personal, positiva y negativa, precisa e inexacta. Sujetos al escrutinio público constante, los directores ejecutivos también son objetivos muy visibles para los ataques en línea. Es por eso que los ejecutivos no solo deben monitorear su reputación online, sino también tener un plan proactivo para publicar contenido que destaque sus valores de marca.


La información fluye a la velocidad de la luz, la reputación de un directivo puede elevar o destruir una empresa en cuestión de segundos. La reputación online no se limita a una simple presencia en las redes sociales; abarca la manera en que los directivos son percibidos, cómo interactúan con su audiencia y cómo gestionan los desafíos en línea.


Gonzalo Serangelo, Founder de ReputationLab, destaca: "La reputación online de los directivos es un activo estratégico crucial para el éxito empresarial. La forma en que estos líderes son percibidos puede tener un impacto significativo en la reputación de toda la organización; pues una mala gestión de la misma afecta en forma directa la confianza de los inversores, la retención de talento y la lealtad de los clientes".


Si quedan dudas repasemos algunos ejemplos de líderes caídos.


Brian Dunn y Best Buy.


Brian Dunn, el ex CEO de Best Buy, renunció en 2012 debido a una relación inapropiada con una empleada de la empresa.


Si bien la noticia se propagó rápidamente en las redes sociales y los medios de comunicación, desafortunadamente, la negligencia de Dunn llevó a la exposición de controversias pasadas. Las redes sociales se llenaron de debates y críticas, y la reputación de la empresa se vio gravemente afectada.


Ante esta crisis, la empresa actuó con rapidez, pero la mancha en la reputación de Dunn era demasiado profunda. Best Buy enfrentó una crisis de imagen y tuvo que tomar medidas para restaurar su confianza en el mercado.


Elon Musk y Tesla.

El carismático CEO de Tesla, ha enfrentado varios problemas de reputación online debido a sus controvertidos tweets y declaraciones en redes sociales.


En 2018, Musk tuiteó sobre su intención de privatizar Tesla, generando una avalancha de controversia y volatilidad en las acciones de la empresa. Musk no solo enfrentó la atención de los reguladores, sino que también experimentó una caída en la confianza de los inversores impactando en el valor de mercado de su compañía.


Travis Kalanick y Uber.


Travis Kalanick, ex CEO de Uber, es otro caso que resalta la importancia de la reputación online. La cultura laboral tóxica que había sembrado, las controversias de acoso sexual y la actitud combativa de Kalanick en público llevaron a que la empresa sea foco de un escándalo mediático.


A pesar de los esfuerzos de Uber por gestionar la situación, la confianza del público se había erosionado. La empresa decidió apartar a Kalanick de su cargo para intentar recuperar la confianza del mercado. Este incidente no solo afectó la carrera de Kalanick sino que también resultó en una disminución significativa en el valor de la marca y en una pérdida financiera considerable.


Estos ejemplos reales demuestran cómo la reputación online de los directivos puede tener un impacto directo en la percepción de la marca y en la economía de la empresa. Como señala Gonzalo Serangelo; "en un mundo donde la información está al alcance de todos en Internet, los directivos deben ser proactivos en la gestión de su reputación online. Ignorar este aspecto puede llevar no solo a la pérdida del trabajo sino también a graves consecuencias financieras para la empresa".


Para mitigar estos riesgos, las empresas deben invertir en estrategias de gestión de la reputación online. Esto incluye monitorear activamente la presencia digital de los directivos, responder de manera efectiva a las crisis en línea y construir una imagen positiva a través de plataformas digitales y redes sociales.


En resumen, la reputación online de los directivos no es solo un asunto personal, sino un factor crítico que puede determinar el éxito o el fracaso de una empresa en el mundo digital de hoy. Los directivos deben reconocer la importancia de mantener una huella digital positiva y proactivamente gestionar su reputación digital para salvaguardar la integridad de la marca y garantizar el éxito a largo plazo de la empresa.

Comentarios


bottom of page